Febrero carnal en la filmoteca. Nuestra selección.

Allá por el siglo XIV, un clérigo cachondo relató el combate entre Don Carnal y Doña Cuaresma, reflejando alegóricamente ese relajo de los rigores impuestos por la moral cristiana que, antecediendo a los cuarenta días de penitencia y potajes de garbanzos, daba oxígeno a breves encuentros con la gula y la lujuria… en suma, con el humano hedonismo y con la aun más humana hipocresía, pues ¿qué mejor representación de esta que las máscaras de Carnaval? Creo que no incurro en “spoiler” si menciono que no osó el Arcipreste dejar que venciera el bueno de Epicuro, quizás temeroso de condenar a la Humanidad a una bacanal continua… criaturita…: tanto esfuerzo por educar nuestra moralidad para que, a día de hoy, ni a nuestras abuelas se les mueva una ceja viendo “Gandía Shore” o según qué perfiles de Instagram.

Pero más merece ser glosado el “Libro del buen amor”, cuyos versos, como casi todo aquello cuya lectura te imponen en la infancia, se olvidan con deleite, por su principal aportación al lenguaje de las artes: ese magnífico eufemismo que nos hace llamar amor a lo que, en realidad, es un instinto animal con más olor a sudor reconcentrado que a perfume francés de ese que tanto se vende en la prefabricada onomástica oportunamente situada entre las fiestas navideñas y la fiebre consumista que, como las alergias, a muchos trae la primavera.

Y es que puede que del verdadero amor se hayan atrevido a hablar Haneke y cuatro más, sí, pero en la filmoteca saben que, por mucha sensibilidad exacerbada de la que solamos hacer gala los cinéfilos de pata negra y “gafapastismo” que pueda aquejarnos en ocasiones, entre celebrar San Valentín y planear nuestro suicidio en la práctica nos quedamos con lo primero, aunque sea en sueños… Dejémonos, pues, llevar por el Eros y no por el Pathos y recreémonos en estas cintas que, en su mayoría, celebran el sexo al que llaman amor, el amor que no necesita que le pongan nombre y –¡qué coño!- algo tan sublime como el sexo con amor.

Advertimos que nuestro prurito profesional nos ha impedido dejar de mencionar tanto películas que se apartan de esta popular temática, pero que os alentamos a ver por su calidad o por su capacidad para generar placer –que de eso va todo-, como otras que, aunque creemos que ya deberíais tener más que “amortizadas”, asumimos que tienen sus incondicionales y no queremos que estos nos juren venganza por su omisión. No obstante, y por ello, la lista es tan larga que reduciremos la reseña a la mínima expresión, invitándoos a que añadáis lo que tengáis a bien aquellos a los que sí os hayan tocado “la patata”. Procedamos…

 

  • “Breve encuentro” (David Lean, 1945) – Martes 6, 17:30. De cómo la rutina no siempre mata el amor, sino que también puede crearlo.

 

  • “El silencio de los corderos” (Jonathan Demme, 1991) – Martes 6, 21:30. Véase que la literatura no siempre supera al cine y que la Justicia Cósmica existe y concede al muy talludito Anthony Hopkins el espacio en el cuadro de honor de la historia del Séptimo Arte que estaba abocado a ocupar.

 

  • “Otelo” (Orson Welles, 1952) – Miércoles 7, 17:30. Dos genios de la representación de las pasiones humanas mostrando la faz más oscura de lo que nunca fue amor.

 

  • “El ángel exterminador” (Luis Buñuel, 1962) – Miércoles 7, 19:30. Es gloria existencialista esta obra mexicana del más grande de nuestro cine. La trama: después de una cena en la mansión de unos aristócratas, los invitados descubren que, sin razón aparente, no pueden salir del lugar. Seguirá a la exhibición un coloquio con Blanca Portillo, directora de la adaptación teatral de la obra.

 

  • “El bazar de las sorpresas” (Ernst Lubitsch, 1940) – Jueves 8, 17:30. Reúne todos los ingredientes para ser el entrante idóneo de una cita de esas en las que aspiras a que el beso vaya acompañado de fuegos artificiales: el género, la comedia romántica; el rostro “creador de buen rollo”, el del bueno de James Stewart; el escenario, Budapest en los años ´40 (conceptualmente, más romántico, imposible); y el argumento, reconocible por el “remake” protagonizado en los ´90 por Tom Hanks y Meg Ryan. Y, además, es un peliculón.

 

  • “Corazón salvaje” (David Lynch, 1990) – Jueves 8, 21:30. La publicación Sensacine nos trae el preludio de otro tipo de cita, aquella en la que pretendes que no acabe sólo con un casto beso… La huida de Sailor y Lula (Nicolas Cage y Laura Dern) en una “road movie” de lo mejorcito de la década. Y les acompañaron Diane Ladd, Willem Dafoe, Harry Dean Stanton (ese Negan), Isabella Rossellini y las perturbadoras féminas de la serie “Twin Peaks”. Ahí es nada.

 

  • “La edad de la inocencia” (Martin Scorsese, 1993) – Viernes 9, 17:30. Para los incondicionales del maestro o aquellos que ven romanticismo en el esteticismo.

 

  • “Dos en la carretera” (Stanley Donen, 1967) – Martes 13, 20:00. Sí, sabemos que ese mismo día, a las 17:30, proyectan “Desayuno con diamantes”, pero si tu devoción por Audrey Hepburn no se basa en su sofisticación, sino que nace de esa cualidad única que le hacía emanar fuerza desde la fragilidad, nosotros en tu lugar, o haríamos sesión doble o nos decantaríamos por este viaje nostálgico por la Riviera con Albert Finney y la realidad tras el “y comieron perdices”.

 

  • “Te querré siempre” (Roberto Rossellini, 1954) – Miércoles 14, 17:30. Tercer largometraje de Rossellini protagonizado por su ya esposa Ingrid Bergman y por la belleza exuberante de la Campania, en este drama del subgénero “pareja se va de viaje” se muestra cómo desde el neorrealismo también se pueden retratar las emociones íntimas de los protagonistas.

 

  • “Los puentes de Madison” (Clint Eastwood, 1995) – Miércoles 14, 21:30. Clint, Santa Meryl Streep… lo volvieron a hacer. Amor loco crepuscular. Sobran las palabras.

 

  • “Django desencadenado” (Quentin Tarantino, 2012) – Jueves 15, 20:00. Sería pecado no llamar vuestra atención sobre esta joya de guión justamente multi-galardonado. Texas, poco antes del estallido de la Guerra Civil, un cazarrecompensas que sigue la pista a unos asesinos le promete al esclavo negro Django dejarlo en libertad si le ayuda a atraparlos, a lo que él accede con el propósito de rescatar a su esposa de la plantación. Jamie Foxx, Christoph Waltz, Leonardo DiCaprio y Samuel L. Jackson nos lo cuentan.

 

  • “Romeo y Julieta de William Shakespeare” (Baz Luhrmann, 1996) – Sábado 17, 22:15. La de Leonardo DiCaprio, Claire Danes y estética de videoclip, tienes que conservar el espíritu adolescente para que merezca tu tiempo.

 

  • “Manhattan” (Woody Allen, 1979) – Martes 20, 20:15. Para los puristas del gran Woody, que creemos que su época dorada fue la que compartió con Diane Keaton y para los que disfrutamos enamorándonos de ese icónico Nueva York en cada visionado.

 

  • “El apartamento” (Billy Wilder, 1960) – Miércoles 21, 20:00. Es de justicia la mención de esta obra maestra de la comedia humanista interpretada por Jack Lemmon y Shirley MacLaine sobre la que ya se ha dicho todo lo que debía decirse.

  • “Martín (Hache)” (Adolfo Aristarain, 1997) – Miércoles 21, 21:30. Como homenaje tardío a la inmensa personalidad del fallecido Federico Luppi, Juan Diego Botto presenta la que nos parece una elección intachable: la de una de las mejores películas en español de todos los tiempos. Los amantes de los diálogos inolvidables gozamos como dementes: “me seducen las mentes, me seduce la inteligencia, me seduce una cara y un cuerpo cuando veo que hay una mente que los mueve que vale la pena conocer. Conocer, poseer, dominar, admirar. La mente, Hache, yo hago el amor con las mentes. Hay que follarse a las mentes.”

 

  • “Harold y Maude” (Hal Ashby, 1971) – Jueves 22 17:30. Esta joyita merece ser conocida y paladeada por el gran público: se trata de una comedia negra que relata la historia de un joven acomodado cuyo pasatiempo favorito consiste en probar diferentes métodos de suicidio.

 

  • “La reina de África” (John Huston, 1951) – Sábado 24, 17:30. Las mayores historias de amor a menudo nacen de la adversidad compartida por dos personalidades a priori antagónicas que resultan no serlo tanto. Los inconmensurables Humphrey Bogart y Katharine Hepburn habrían pasado a la Historia aunque sólo hubieran hecho esta película.

 

  • “Los amantes del Pont-Neuf” (Leos Carax, 1991) – Sábado 24, 19:45. La a menudo conmovedora Juliette Binoche en una de esas historias que te hacen contener el aliento, la de un alcohólico artista de circo frustrado y una pintora que se está quedando ciega y decide voluntariamente vivir dejándose morir a su lado.  

 

  • “Días contados” (Imanol Uribe, 1994) – Domingo 25, 17:30. Reparto de campanillas para uno de los mejores thrillers patrios, con presentación a cargo de su director.

 

  • “West Side Story” (Robert Wise, Jerome Robbins, 1961) – Martes 27, 17:30. Emociones vibrantes y con un colorido que ya sólo se encuentra en Bollywood, con B, para la más conocida de las historias de amor imposible en los barrios bajos de Manhattan.

  • “El detective y la muerte” (Gonzalo Suárez, 1994) – Martes 27, 21:00. Una historia tan rocambolesca como cautivadora que, sin embargo, no convenció tanto como algunos creemos que le habría corespondido. Presentación a cargo de su director.


Comentarios

Tú puedes ser el primero en dejarnos un comentario.

Deja tu comentario