Cine en la retina – Faces

Faces, – por Funámbula

 

“Tres tristes tigres comían trigo en un trigal, pero si no hay trigo en el trigal, ¿qué comerán los tres tristes tigres del trigal?“. Antes de dar comienzo con la película elegida de hoy, he de confesaros un secreto:

Secreto: (Del lat. secrētum).
1. m. Cosa que cuidadosamente se tiene reservada y oculta.
2. m. Reserva, sigilo.

Como habréis podido comprobar a través de artículos anteriores, desconozco el motivo por el cuál mi tendencia a los dramas psicológicos es un tanto, digamos “marcadamente” obvia. Hace poco cayó en mis manos uno que hablaba acerca de cómo la escucha de ciertas canciones de amor y desamor con letras imposibles, podían llegar a producir en nuestro cerebro un estado anímico que nos hacia sentir mejor con nosotros mismos, un poco más en “paz” con uno tras un recuerdo personal nefasto reciente. Lo mismo debe ocurrir con el cine y el visionado de películas “Made in drama”. Y en este caso se trata de una de esas películas que no deja indiferente y que ha quedado grabada en mi retina. Hablaré de “Faces”, una de esas historias que va en aumento de principio a fin y que no es casi hasta el final de la misma cuando descubres el lugar a donde te ha llevado. He aquí el dicho: los mejores guisos son los que lento cuecen.

He de confesar muy a mi pesar, apenas haber visto una tercera parte de la filmografía de este cineasta como director. “Una mujer bajo la influencia” (1974) y “Opening Night” (1977) están entre mis favoritas.

“Faces”, es el cuarto largometraje de John Cassavetes (1929-1989) y segundo de su producción independiente. El guión es del propio realizador.N ominado a 3 Oscar (guión, actor y actriz de reparto), ganó la copa Volpi (mejor actor, John Marley) del Festival de Venecia.

Producido por J. Cassavetes (no acreditado) y Maurice McEndree para Castle Hill, se proyecta por primera vez en público en septiembre de 1968 (Fest. Venecia).

La acción se desarrolla a lo largo de 24 horas en Los Ángeles (CA) en el interior de la vivienda familiar de Cassavetes y en escenarios exteriores. Richard Forst (John Marley), hombre de negocios de mediana edad, y su esposa María (Lyyn Carlin), cansados del vacío de su vida de pareja, deciden buscar consuelo en brazos de otros. Richard persigue una aventura con Jeannie Rapp (Gena Rowlands) y María con Chet (Seymour Cassel).

La interpretación de los cuatro actores principales (Marley, Rowlands, Carlin y Cassel), es de quitarse le sombrero. Cassavetes logró, con su especial manera de hacer cine la forma de relacionarse con los actores mediante una cámara. Aunque mejor podría decir “sus” actores, ya que casi funcionaban como una compañía de teatro, que se desvivió por sacar adelante la cinta, al carecer esta de ningún respaldo económico.

A destacar sobre todo, el uso generoso de primeros y primerísimos planos del rostro de los personajes, y en los diálogos. A través de imágenes y palabras pone de manifiesto estados de ánimo, – mostrando preferencia por las situaciones extremas: borracheras, obsesiones, arcadas, etc – simulando por ejemplo la improvisación de diálogos y movimientos de los actores.

La banda sonora a cargo de Jack Ackerman, que cumple funciones de simple acompañamiento en momentos puntuales.
Con la fotografía de Al Ruban (“Opening Night”, Cassavetes, 1977), en blanco y negro, nos hace muestra de extremos contrastes de luz, planos en penumbra, escenas nocturnas – cámara en mano – .

La generosidad por parte de los actores en cada una de sus escenas es desbordante; todo parece sincero, todo resulta creíble. Se siente la magia. Algo similar pude experimentar en su momento viendo “Secretos de un matrimonio” de Ingmar Bergman y “Lo importante es amar” del director polaco Andrej Zulawski.

Me gustaría compartir aquí algunas frases “rescatadas” de la cinta, tales como:

-Disfrutemos de los buenos momentos antes de que venga la madrastra.
-La amistad es una tradición. A veces necesitas un amigo. No dejes que este señor te engañe.

Frases estas que pueden escucharse en boca de tres de los personajes al comienzo, habiendo tomado todos alguna copa de más. He de confesar que nunca me he emborrachado – al menos así lo he medido en mi propio termómetro – , hasta llegar a tal grado de soltarme y decir una serie de barbaries en presencia de otros. Y a veces me pregunto: ¿realmente la gente decide hacerlo por propia voluntad o sólo es consecuencia del simple acto de ingerir alcohol?

Otra frase rescatada podría ser esta:

-Quiero el divorcio. Es lo único que podemos hacer. ¿Por qué no te ríes? Tiene gracia.

… Y una escena sobre la “amistad”:

Ella: Me gustas, ¿sabes? Me gustas de verdad.
El: No te pongas seria.
Ella: No lo estoy, no lo estoy.
El: Definición de s-e-r-i-a: Nombre. Grave o severo en el proceder.
Ella: No estaba poniéndome seria. Soy tu amiga.
El: ¿Sabes lo que pienso sobre la amistad?
Ella: No, ¿qué piensas?
El: Definición de a-m-i-s-t-a-d: Nombre. Alguien unido a otro debido a su estima personal, compañero, camarada, colega…, y alguien que no se pone serio.
Ella: ¿Los amigos nunca se ponen serios?
El: Nunca.
Ella: ¿Puede un amigo hacer una pregunta?
El: No. Y cállate! Di tres tristes tigres comían trigo en un trigal.
Ella: Oh, Dicky, estoy agotada.
El: No puedes estar agotada. Tres tristes tigres comían trigo, tres tristes tigres comían trigo…

O cuando el personaje de John Marley le dice al de Gena Rowlands que es una “chica encantadora”:

El: Eres una chica encantadora pero hablas demasiado.
Ella: ¿Hablo demasiado?
El: ¿Es que nunca te lo han dicho? Hablas demasiado. Apaga las luces. Dormiré aquí.
Ella: Eres un hijo de puta, ¿sabes?
El: ¿Por qué soy un hijo de puta?
Ella: Porque has llegado a mí y todo el que llega a mí (…)
El: (…) Me matarás. Pon música.

Y como casi todo está ya escrito sobre esta película, le haré mi especial homenaje destacando mi “escena favorita”. Transcribo el texto de la misma:

Ella: Ven a la habitación. (Se acerca hacia el cuarto de baño donde él se ducha llevando en una bandeja de plata el desayuno).
El: No, por favor, no…
Ella: ¿Sabes que tienes un cuerpo bonito?
El: Sí, ya me lo han dicho otras veces. (Sale de la ducha y se dirige a la habitación con una toalla atada a la cabeza a modo de turbante). Se acabó, me han seducido.
Ella: ¿Es una sensación agradable?
El: No estoy cansado si te refieres a eso.
Ella: Cómete los huevos.
El: ¿Eso qué significa?
Ella: Significa que los huevos están calientes y se van a enfriar.
El: Eres una cocinera horrible.
Ella: Gracias. Me gusta cocinar. Mi madre siempre me decía: Si quieres comer, cocina. Si no te quedarás esquelética y las personas así no son como las gordas. La gente gorda es alegre, ¿cierto?
El: Mentira, la gente delgada es feliz porque no está gorda.
Ella: Vale, haré dieta.
El: Tú no eres gorda, eres voluptuosa.
Ella: Eso es una actitud negativa.
El: ¿Ponerme los pantalones?
Ella: Sí.
El: Odio tener que levantarme, eso es todo.
Ella: Deja de disculparte. Te quiero.
El: No seas tan generosa.
Ella: Vaya contestación.
El: Haces unos huevos asquerosos.
Ella: ¿Ah, sí?
El: No entiendo cómo se pueden hacer mal unos huevos.
Ella: En toda mi vida nadie me había dicho que hacía mal los huevos.
El: Porque nadie ha sido sincero contigo.
Ella: ¿Ah, sí?
El: Sí.

Ella: ¿Qué quieres, cigarrillos?
El: No, no. Lo he dejado.
Ella: Yo tampoco fumo. Nunca lo he hecho. ¿Y no tengo mérito por ello?
El: No.
Ella: ¿Sabías que robo en supermercados? Y no me gustan los perros.
El: ¿No te gustan los perros?
Ella: Odio hasta los cachorritos.
El: ¿Qué quiere decir que robas? (Ella se lanza sobre él y le hace una pedorreta). Qué tonta.
Ella: Es para que no digas que sabes todos los secretos de Jeannie Rapp.
El: Llevas pestañas postizas.
Ella: ¿Y?
El: Es una estupidez. ¡Válgame Dios! ¡Eres estúpida!
Ella: ¿Soy estúpida? Y tú no sabes decir “Tres tristes tigres comían trigo…”, dices: Tres tristres trigres comían trigo de un tigral…
El: Oye, esto no tiene sentido.
Ella: “…Sueño con Jeannie, la de los tres tigres, riendo, bailando, pasándolo bien. ¿No te hace recordar algo?
El: Eres una niña.
Ella: No soy una niña. Tú eres un pésimo bailarín. Deberías dar clases.
El: Fui a clases.
Ella: Y además no sabes ni tararear una canción. Pero anoche cantaste y bailaste y simplemente te dejaste llevar. ¿No lo pasamos bien? Te encantó hacerme el amor, ¿verdad?
El: Sí, así fue.
Ella: ¿Lo ves? Eso es bueno, ¿no?
El: (Asiente).
Ella: Y también disfrutaste de mi compañía. ¿No es cierto?
El: Disfruté de tu compañía.
Ella: Y dijiste que confiabas en mí, ¿verdad?
El: Sí, es verdad.
Ella: Y pensaste que tres tigres fueron muy importante anoche, ¿no? ¿No es cierto?
El: Sí, lo fueron.
Ella: ¿Ves? Siempre tengo razón (otra pedorreta). Y también escuché tu monólogo demente.
El: Sí, lo hiciste.
Ella: Y pensé que estabas loco. Pero hice el amor contigo y te he sostenido entre mis brazos toda la noche. Y si anoche hubieras estado en la calle te habrían comprometido, ¿verdad?
El: Supongo que sí.
Ella: Menudo bicho eres. ¿Cómo es que ahora me odias?
El: Jeannie, hazme un favor, no hagas más el tonto. Sé tú misma.
Ella: Pero si soy yo misma. ¿Quién más puedo ser?
El: Lo digo en serio.
Ella: Definición de s-e-r-i-o: Bla, bla, bla…

También estas:

-LAS CUATRO AMIGAS EN EL SALÓN DE MARIA CON Seymour  Cassel:   A destacar las cancioncitas irónicas improvisadas del gigoló que no tienen desperdicio –algo característico en toda la cinta, que los personajes se atribuyan unos a otros a modo de voz interna con una cancioncita machacona aquello que no se atreven a decir de otro modo-.

-INTENTO DE SUICIDIO DE MARÍA: La escena final con Seymour Cassel abofeteando a Lyyn Carlin que protagonizaba el intento de suicidio tiene su homenaje en “Pulp Fiction”, donde el personaje de Uma Thurman, está a punto de morir por sobredosis.

John Cassavetes ha sido uno de los directores más influyentes en la obra del propio Woody Allen; “Maridos y Mujeres” es muestra de ello.

Recomiendo “Faces”  a los que gustéis de ver situaciones conyugales llevadas al límite. Puede que el espectador  se sienta  algo (…) tras ver por primera vez “Rostros”,  película para mi gusto muy alejada de todo lo convencional  –cinematográficamente hablando-.

Algunos encontraréis las canciones horteras  –como decía, presentes en casi toda la cinta – , las borracheras, los chistes malos  -malísimos, pésimos; sobre todo el del polo de hipopótamo y los tres colores de la cebra – , los gestos. “Faces” es un conjunto de personajes, como la vida misma.

Y como ya dijo el propio John Cassavetes, “Nunca nada es tan claro como se ve en el cine. La mayor parte del tiempo la gente no sabe lo que hace –y me incluyo–. No saben lo que quieren o lo que sienten. Solamente en las películas se sabe bien cuáles son los problemas y cómo resolverlos (…) El cine es una investigación sobre nuestras vidas. Sobre lo que somos. Sobre nuestras responsabilidades –si las hay–. Sobre lo que estamos buscando. ¿Por qué querría yo hacer una película sobre algo que ya conozco y entiendo?”

 Espero no haberos deprimido demasiado tras esta visita a los fueros existenciales. Seguiré el siempre sabio consejo de un fiel amigo y veré con más asiduidad títulos de comedia o clásicos de cine negro. Hasta el próximo encuentro cinéfilos. No la dejéis escapar. No os dejará indiferentes.

 ENLACES A ESCENAS:

Primera escena /Parte 2: http://www.youtube.com/watch?v=neC0nU3Gtek&feature=related

Segunda escena/Parte 1: http://www.youtube.com/watch?v=EO4M-AoNJ5M&feature=relmfu

Segunda escena/Parte 2: http://www.youtube.com/watch?v=xGMmoLyoncg&feature=relmfu

PREMIOS:

Oscar

  • Nominación – Mejor Actor Secundario
  • Nominación – Mejor Actriz Secundaria
  • Nominación – Mejor Guión Original

Festival de Venecia

  • Mejor Actor
  • Mención Especial

Asociación Críticos de Nueva York

  • Mejor Director
  • Mejor Película

Asociación de Críticos Norteamericanos

  • Mejor Actor Secundario
  • Mejor Guión
FILMOGRAFÍA SELECTA DE JOHN CASSAVETES:

Como director

Como actor

Tags:



Comentarios

Tú puedes ser el primero en dejarnos un comentario.

Deja tu comentario





Autor:

visita mi página

Un deseo: Amigos; amables, sabios. Una casa entre campo y mar, un bosque donde caminar. Libros; viejos y nuevos. Una vida donde ocio y reposo convivan con trabajo. También cine, mucho cine !!