Cine en la Retina – Charade (Charada)

 

Hay películas que sin  ser obras maestras pasan a la historia del cine , y se quedan en nuestra retina , no son  dramas sociales que te dejan tocado  , ni la mejor comedia , ni el mejor thriller de la época , sin embargo destacan en todo y lo más importante , nos hacen pasar 2 horas entretenidos viendo buen cine  , que no está reñido con tragarse un puro .

Este es el caso de Charade, que no aparecerá en ninguna lista de mejores películas de ningún tipo pero que seguro que destaca en todo,  tiene suspense, tiene comedia con diálogos incisivos y tiene romance .Un coctel que unido a 2 monstruos de la gran pantalla como Cary Grant y Audrey Hepburn harán las delicias de todo tipo de espectadores.

“La película que le habría gustado dirigir a Hitchcock pero que no hizo”  .Yo no diría tanto, nunca tengo esa sensación de angustia que él tan bien transmitía, pero sí hay q decir q es una mezcla de Hitchcock con James Bond  en la que las falsas apariencias se dan de principio a fin.

Especialmente ambiguo es Grant, este es su ás en la manga interpretativa, así como el motivo de que el maestro del suspense lo tuviese protagonizando sus mejores películas. ¿Ayuda a Hepburn desinteresadamente? o ¿Se mueve por intereses propios muy distintos?…

 Uno de los grandes aciertos del film fue el unir por primera y única vez en pantalla a Cary Grant -el eterno galán- y una esplendorosa Audrey Hepburn, actriz de culto donde las haya. Y digo acierto porque existe una química especial entre ambos intérpretes.  Esto es realmente admirable pues ella tenía 25 años y él 59.

 

 

Aunque no hace falta recalcar que siempre es mejor la versión original que la doblada en este caso escuchar la dulzura e inocencia de Audrey en versión original es una auténtica delicia.

A Cary Grant le ofrecieron el papel protagonista q tenia q conquistar a Audrey Hepburn (que puso como condición q el actor tenia ser Grant), pero exigió cambiar el rol de conquistador a conquistado, ya que pensaba que no iba a ser creíble que él enamorase a Audrey. Así fue como decidieron dar el papel de mujer agresiva a Audrey que quiere conquistar al hombre maduro que se hace de rogar pensando que no tiene ninguna opción.

Este papel de mujer conquistadora me resulta chocante para la época, era 1963, son casi 50 años, tantos que ese año gano el tour de Francia un Francés Jacques Anquetil a un Español (Bahamontes), vamos el pleistoceno.

Durante toda la película ambos protagonistas hacen de  encantadores de serpientes, con réplicas y contrarréplicas y así es  su primer encuentro esquiando en Francia:

“¿Perdón, nos conocemos?

No, ¿deberíamos? Porque conozco a demasiada gente y hasta que alguien no se muera no cabe nadie más.

Bueno, si alguien entra en estado crítico dígamelo.

Rajado. ¿Te das por vencido tan rápido? … No fue Shakespeare quien dijo ¿Cuando dos extraños se conocen en el extranjero deberían volver a verse?

¡Shakespeare nunca dijo eso!

¿Cómo lo sabes?

Es horrible. Te lo acabas de inventar.”

 

También, como he mencionado, las escenas románticas entre ellos son espectaculares, con su cenit en el paseo en barco  por el Sena.

“¿No te has dado cuenta el esfuerzo que hago para no tocarte?

(Juego de miradas)

Deberías verte la cara

¿Que la pasa?

Es preciosa”

 

 Del director Stanley Donen cabe recordar que su especialidad fueron los musicales, los revolucionó con 23 años en su primera película Un Día en Nueva York, y creó clásicos como Cantando bajo la lluvia, 7 novias para 7 hermanos y Una Cara con Ángel entre otras.

Cuidaba mucho los créditos iniciales muy al estilo James Bond en Charada.

Otra curiosidad en los títulos de crédito es que vemos que los vestidos de Audrey son de Givenchy… y se nota…

 

El resto del plantel de la película es espectacular, al lado de los protagonistas principales destacan unos secundarios de lujo: Walter Matthau, James Coburn, George Kennedy o Ned Glass.

La película tuvo cierta censura en la Universal por tratarla como comedia y tener muchos asesinatos. De hecho cambiaron la palabra asesinato por crimen por q la muerte de Kennedy estaba muy reciente.

Hay un sinfín de escena para destacar, yo aparte de las mencionadas me quedo con la escena de la ducha parodiando a Hitchcock, los interrogatorios de Walter Matthau, el baile de la naranja, la pelea en el tejado del edificio American Express, la escena del funeral …

Resumiendo, una película q fue concebida para ser un éxito en taquilla, pero en vez de efectos especiales y escenas de acción, utiliza la inteligencia, el ingenio, el guion y una trama bien dosificada manteniendo la intriga hasta la escena final.

Disfrutadla.

Tags:

1 Comentario

  1. Webgon dice:

    Aunque se me están acumulando las películas por ver, es ya un placer leer tu reflexión. Hasta haces análisis de el vestuario!

    Sigue con estas recomendaciones y sobre todo con dejarnos una visión muy personal de cada película. Criticas y sinopsis hay muchas, pero tu retina es única.

Deja tu comentario