Stanley Kubrick y su obsesión por la perspectiva de un punto de fuga

De Stanley Kubrick queda poco que decir, aparte de reconocer que es uno de los grandes directores que ha dado la historia del cine. El realizador neoyorkino era un perfeccionista patológico (es famosa la anécdota del rodaje de El resplandor en la que pidió a Shelley Duvall repetir una toma ¡¡¡127 veces!!!) y es algo que se puede apreciar fácilmente cada vez que se revisita cada una de sus míticas películas. Hoy os traigo un vídeo que recopila varios planos de las obras más reconocibles de su filmografía como Senderos de Gloria, Barry Lyndon, La naranja mecánica, El resplandor, La chaqueta metálica, 2001: una odisea en el espacio y Eyes wide shut y que tienen en común la perspectiva de un único punto de fuga.

Esta marca de la casa de Kubrick consiste básicamente en que los planos están construidos a partir de un punto en el espacio del cual surgen todos los elementos que lo componen. Para que se entienda mejor, el punto de fuga sería el punto en el infinito donde convergerían los dos rieles de una vía rectilínea de tren dispuesta sobre un terreno plano infinito. Si os habéis quedado como estábais, lo mejor es que veáis este magnífico montaje realizado por kogonada de estos  planos frontales, simétricos, inmensos y monolíticos característicos de este legendario cineasta.

Kubrick One-point perspective

Autor: Jordelgar

¿Qué puede ser mejor que disfrutar de una buena sesión de cine? Pues compartir con todos vosotros todo lo que tiene que ver con el séptimo arte, una de mis pasiones. Así que si queréis estar a la última, no os perdáis nuestro blog, ¡¡¡es un blog de película!!!

4 opiniones en “Stanley Kubrick y su obsesión por la perspectiva de un punto de fuga”

  1. Briefer, me encanta que sigas Un blog de película por fin!!! Por supuesto, tengo que reconocerlo, tú fuiste la fuente. Serías bien recibido como colaborador…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *