Festival de San Sebastián 2012 Toma 3: Aquí todo el mundo aplaude (menos a Castellito)

Fotografía Susana Sanz ©

Se acabó el fin de semana y San Sebastián estaba el lunes un poco de resaca. Las películas importantes se proyectaron el fin de semana y el público en general acudió en masa a las salas, así que se puede considerar un éxito los primeros compases del festival. En cambio, el lunes el ritmo de pases de prensa, photocalls y ruedas de prensa nos dio un respiro y es que el festival suelta un poco el pie del acelerador, algo que como novatos en esta primera edición se agradece. El ritmo hasta ahora está siendo frenético y ver entre tres y cuatro películas al día nos da poco tiempo para escribir, recopilar datos y por supuesto actualizar a vosotros lectores. Como ya he comentado en los posts anteriores, ver todo es imposible así que es fundamental hacer un alto en el camino, leer la numerosa información que ofrece el Festival cada día (imprescindible el periódico Zinemaldia que proporciona la organización) y seleccionar cuidadosamente tus próximos pasos.

Ayer comenzamos con otra película de la sección oficial a concurso, Foxfire del director francés Laurent Cantent. Basada en la novela Puro fuego: Confesiones de una banda de chicas de Joyce Carol Oates, se trata de una historia ambientada en los Estados Unidos a mediados de los 50, en el que un grupo de adolescentes se harta de ser el objeto de abusos y humillaciones por parte de la opresiva sociedad de posguerra dominada por los hombres y deciden fundar un grupo que se rebela contra todos los hombres que les han hecho sufrir. Cantent se aleja de la temática de sus obras más conocidas (En la clase, ganadora en Cannes 2008, El empleo del tiempo y Recursos humanos) y se aventura a rodar una película de época, con muchas actrices amateur y sobre un asunto bastante espinoso.

Equipo de “Foxfire” a su llegada al photocall en la Zurriola.

El resultado es un film interesante y que plantea dos temas clásicos en el cine: el paso de la adolescencia a la vida adulta y la utopía de un comunismo hecho a la medida que rige las leyes de esta sociedad secreta. En cuanto al primero, las cinco jóvenes protagonistas no tienen referentes claros porque o bien sus padres tienen demasiados problemas para ocuparse de ellas o simplemente no están; en cuanto al segundo, y mucho más interesante, la utopía de Foxfire empieza como una divertida aventura y poco a poco, tras jurar fidelidades, pintar escaparates o ajustar cuentas, sus miembros se dan cuenta que esa vida comunitaria les cambiará para siempre. El momento clave es cuando condenan a unas cuantas del grupo por un acto vandálico. En ese momento es cuando se enfrentan a decisiones adultas, las preocupaciones materiales y la incertidumbre por lo que será de ellas en el futuro.

Cartel oficial “Foxfire”

 

Foxfire es una película interesante por su indagación sobre las relaciones entre estas chicas y su rebelión ante el mundo, algo que inevitablemente acaba en desastre. Se trata de la ilustración de un sueño adolescente desde sus primeros e inocentes pasos hasta el encuentro con la desoladora verdad, y es que como dice un personaje sobre la líder de la banda: “Legs era nuestra estrella fugaz“.

Por la tarde y de vuelta al teatro Principal (al que le estoy cogiendo un poco de tirria por ser un horno y muy poco acogedor), tuvimos la oportunidad de ver 7 días en la Habana, proyectada en la sección Zabaltegui especiales. De partida, desconfío bastante de las películas construidas en varios episodios, pocas hay de las que haya salido satisfecho. Esta se promociona como un retrato contemporáneo de esta ciudad ecléctica (!) y cuenta con siete directores provenientes de diferentes filmografías: el debut detrás de las cámaras de Benicio del Toro, Pablo Trapero, Elia Suleiman, Julio Medem, Gaspar Noé, Juan Carlos Tabío y Laurent Cantet.

Cartel oficial de “7 días en la Habana”.

De 7 días en la Habana no puedo decir grandes cosas, ni buenas ni malas. Son siete historias ligeras, coloristas y sencillas de enamoramientos, desencuentros, idas y venidas, desengaños y esperanzas. Como digo, hay segmentos mejores que otros pero en general el resultado final es bastante desigual y parece más destinado a vender una idea original (agrupar siete cortos sobre la ciudad cubana en un largometraje) que ofrecer historias que valgan la pena. Ya se sabe, más vale poco y bueno…

Tan sólo una hora después y en la misma sala teníamos una cita con Sergio Castellito y su nueva película presentada a concurso, Venuto al mondo (Volver a nacer). Encabezando el reparto está Penélope Cruz, en su segunda colaboración con Castellito tras No te muevas en 2004.  No lo sabía (eso es algo que solo puedes averiguar en festivales) pero el actor, escritor y director romano tiene una legión de detractores y en esta ocasión hay suficientes motivos para unirse al grupo. Para mi sorpresa, y es algo que me han soplado hoy, Castellito estuvo ayer en la proyección de la película y estoy seguro que salió con un disgusto considerable después de ver cómo el público abucheó, silbó y pataleó con su nueva obra.

Fotograma de “Venuto al mondo” (Volver a nacer).

Venuto al mondo podría inaugurar una nueva categoría de película, un género casi, denominado el ultra-dramón. Consiste en coger unos personajes atormentados por su pasado, agitarlos en una coctelera, apalearlos emocionalmente y pasarlos por una minipimer para ofrecer sus pedacitos al espectador, todo ello aderezado con alguna escena ridícula y/o sonrojante. Penélope Cruz interpreta a Gemma, una madre que escapó del infierno de la guerra de Sarajevo con su hijo recién nacido tras perder a su marido. Años despuñés, regresa a la ciudad bosnia para que su hijo conozca la ciudad donde nació y descubra al padre que nunca llegó a conocer.

Una radiante Penélope Cruz posa así de sonriente durante el photocall celebrado en la Zurriola momentos antes de la rueda de prensa en el Kursaal / Fotografía Susana Sanz ©

El caso es que la película no empieza mal y los personajes se presentan de un modo atractivo, dando la pista de que el drama que guardan está por desvelar. Pero llega un momento en que todo el sentimentalismo, el delirio por el drama se desata y Castellito empacha a todos con su apoteósis del dolor, del sufrimiento y de la lágrima porque sí. Lo triste de todo es que en medio de todo ese desfile emocional sin freno hay espacio para escenas ridículas y diálogos de chirigota que desarman a cualquiera. Sólo os digo dos de esas perlas: Buñuelos y Kurt Cobain está muerto. Mañana os contaremos más cosas de esta película porque hoy ha sido la rueda de prensa con Sergio Castellito y Penélope Cruz, no os perdáis las fotos porque son espectaculares.

Y para acabar, la anecdota del día la tuvimos al encontrarnos antes de la proyección de Venuto al mondo con Fernando Mendéz-Leite en la butaca de al lado. Para algunos este nombre no os sonará a nada pero es uno de los críticos, productores y directores más importantes de nuestra cinematografía, con un relevante papel en la docencia ya que llegó a ser Director de la Escuela de Cinematografía y del Audiovisual de la Comunidad de Madrid. Muy amable, el director de la adaptación de La regenta nos comentó que está ya retirado y que se dedica a disfrutar del cine después de muchos años de profesión. También nos dijo que acude al festival desde 1967 y que fue uno de los artífices de que el Festival de San Sebastián recuperara la máxima calificación por parte de la FIAPF. Fue una charla muy agradable y para muestra os dejamos con una foto con Funámbula, de la que por cierto dijo que se parecía a la actriz Dorothy Malone

Fernando Méndez-Leite en el pase de “Venuto al mondo” (Volver a nacer), de Sergio Castellitto / Fotografía Jorge Delgado ©

Por hoy os dejo para recargar pilas y planificar la siguiente jornada,

P.S. Sigue sin haber Wifi en el Kursaal, hay que bajar a la Press room para conectarte a Internet… ¿Lo arreglarán antes de que nos vayamos?

¡¡¡Saludos desde San Sebastián!!!

Artículo patrocinado por

Tags:

Comentarios

Tú puedes ser el primero en dejarnos un comentario.

Deja tu comentario





Autor:

visita mi página

¿Qué puede ser mejor que disfrutar de una buena sesión de cine? Pues compartir con todos vosotros todo lo que tiene que ver con el séptimo arte, una de mis pasiones. Así que si queréis estar a la última, no os perdáis nuestro blog, ¡¡¡es un blog de película!!!