The Fighter, luchando contra el buen cine.

Precedida de una brillante crítica y de un póster con más espacio para premios y nominaciones que para el propio cartel promocional de la película, todo hacía pensar que nos íbamos a encontrar con un peliculón, que iba a dejar K.O. a anteriores acercamientos al mundo del boxeo. Nada más lejos de la realidad.

The Fighter es una película que si tiene por objetivo que pasemos el rato pues lo consigue, no se hace larga, la verdad, ahora, como intente conseguir emocionarnos, que se vaya a dar una vuelta por ahí el Sr. Rusell, a tomar un poco el aire, a ver si se despeja y se le contagia algún tipo de emoción que nos pueda transmitir. ¿ Habrá visto este hombre los últimos grandes trabajos sobre el mundo de la lucha, como Million Dollar Baby o The Wrestler? Espero que no, porque si los ha visto debería sentirse avergonzado o dedicarse a otra cosa.

Precedida de una brillante crítica y de un póster  con más espacio para  premios y nominaciones que para el propio cartel promocional de la película,  todo hacía pensar que nos íbamos a encontrar con un peliculón, que iba a dejar K.O. a anteriores acercamientos al mundo del boxeo. Nada más lejos de la realidad.

The Fighter es una película que si tiene por objetivo que pasemos el rato pues lo consigue, no se hace larga, la verdad, ahora, como intente conseguir emocionarnos, que se vaya a dar una vuelta por ahí el  Sr. Rusell, a tomar un poco el aire, a ver si se  despeja y se le contagia algún tipo de emoción que nos pueda transmitir. ¿Habrá visto este hombre los últimos grandes trabajos sobre el mundo de la lucha, como Million Dollar Baby o The Wrestler? Espero que no, porque si los ha visto debería sentirse avergonzado o dedicarse a otra cosa.

Nos intentan vender un drama familiar con el mundo del boxeo de fondo, para dotarla de un mayor peso cinematográfico y de una mayor pretenciosidad argumental.

Pues bien, ni drama, ni boxeo, y si, familia, una familia más parecida a la de Los Flodder en América que a la de una película con tantas aspiraciones como esta. Si quieren ver un buen drama familiar de este año, Animal Kingdom.

El argumento, que podría ser perfectamente el de alguno de los telefilms que nos ponen para echar la siesta después de comer, está basado en hechos reales, aunque luego en la pantalla parezca más una mentira que una realidad.

Le invito a un café al que argumente alguna razón sensata  para que se haya llevado una nominación al mejor guión original (salvo que los académicos la hayan visto también bajo los efectos del crack).

Las interpretaciones como actrices de reparto de Melissa Leo y de Amy Adams son destacables, dotándole a la película de un mayor peso que el que realmente puede llegar a tener por sí misma, aunque espero que no interfieran en el merecidísimo Oscar que este año tiene que llevarse  Jacki Weaver, por su diabólica interpretación en Amimal Kingdom.

Lo que llena la película realmente es el espectacular trabajo de Christian Bale, ya no solo por tener que volver a quedarse en los huesos por interpretar un papel, si no por ser capaz de meternos en la piel un yonqui de la manera que lo hace. Se puede llegar a pensar que para meterse tanto en el papel el Sr. Bale ha estado  una época enganchado al crack antes de hacer está pelicula.Por sus gestos, por sus miradas, por sus movimientos, por sus impresionantes dotes interpretativas que hacen que merezca la pena pagar la entrada y que no te sientas estafado. A la altura del mejor De Niro. Esto huele a Oscar.

El papel de Wahlberg, la verdad es que no da mucho de sí, es más plano que la provincia de Valladolid, algo que igual hasta le viene bien para potenciar más el rostro hierático del actor, que es igual de plano que su personaje, que lo que mejor hace es aguantar golpes sobre el ring. Deberian darle un Oscar como mejor saco de hostias.

Las escenas de boxeo, al menos podrían haber aportado algo diferente al film, dotarle de un toque de espectacularidad visual.  Pues ni en eso, muy pocas escenas de boxeo y de una realización que deja mucho que desear. El director no es capaz de meternos en el ring junto al púgil, nos deja sentados fuera, cerca de su peculiar familia.

La película no sólo no aporta nada nuevo al mundo del celuloide, sino que hace incluso peor algo que ya se había visto veinte veces. Es mucho más emocionante Rocky, ¡donde va a parar!

Nominada a  mejor película y dirección ¡Están locos estos romanos! Que diría Obelix.

Recomendada para pasar el rato después de comer antes de caer en brazos de Morfeo.

Abstenerse seres emocionales.

Autor: Mavesal

Apasionado del buen cine, del clásico o del actual, del asiático, del americano o del selenita… del que se hace con el corazón, del que te provoca emociones, del políticamente incorrecto, del que hace que te chirríen las meninges, del que sirve de terapia para el espectador... Adoro la belleza estética, la conjunción del cine con otras artes, el buen manejo de la cámara , el ars gratia artis y las propuestas honestas y sinceras que hacen de este arte lo que es.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *