Crítica de Al borde del abismo, un hombre al límite

El comienzo de esta película es llamativo y original: un hombre se registra en la habitación de un hotel en pleno Manhattan y tras tomar una opípara comida, salta a la cornisa de la ventana y amenaza con lanzarse al vacío ante la vista de todos los viadantes. Naturalmente, hay una historia detrás de este intento de suicidio de Nick Cassidy (Sam Worthington), un ex-policía fugado cuya intención está muy lejos de quitarse la vida: su objetivo es distraer a la policía lo máximo posible para que su hermano Joey (Jamie Bell) y la novia de éste (Génesis Rodríguez) puedan cometer un robo justo en el edificio de enfrente. ¿Qué es lo que quiere conseguir el presunto suicida? ¿Qué es lo que esconde el robo que se perpetra justo en la acera de enfrente?

Al borde del abismo es un thriller que parte de una premisa interesante pero es de agradecer que tanto el director Asger Leth y el guionista Pablo F. Fenjves no estiren este punto de partida hasta el aburrimiento y la repetición. Aunque el arranque de la película es bastante lento y los flashbacks que tienen lugar al principio no son realmente brillantes, el interés se va incrementando durante todo el metraje según se van desvelando las claves de la trama. La acción se reparte entre la cornisa donde el protagonista atrae toda la atención de la policía y el interior del edificio de enfrente, donde se ejecuta un cuidado y elaborado robo.  Esa acción simultánea funciona muy bien aunque el espectador sepa prácticamente desde el principio los motivos de los personajes (o los suponga). Y es que las cosas no son como parecen, los personajes ocultan muchas cosas y todos tienen sus motivos para actuar como lo hacen.

 

El plantel de actores también funciona aunque de modo desigual: Sam Worthington es un actor que no genera ninguna empatía y tiene muy pocos recursos interpretativos, una elección que realmente no es acertada; por su parte sus contendientes Elizabeth Banks y el veterano Ed Harris cumplen muy bien en sus papeles y se comen al protagonista de cabo a rabo. La sorpresa es Génesis Rodríguez, hija del famoso cantante José Luis Rodríguez «El Puma» y conocida hasta ahora por su participación en conocidos culebrones,  que pese a tener un papel secundario y algo prototípico, destaca como volcánica y arriesgada ladrona. Hay también magníficos secundarios como Edward Burns, Anthony Mackie y Titus Welliver (al que recordáreis los fanáticos de Lost).

En definitiva, una recomendable cinta de acción y también suspense, con una buena idea de inicio y desarrollada con acierto. Es curioso también la inclusión de un elemento de crítica social en la trama, quizá un guiño a la situación económica actual y de la que a veces los grandes estrenos esquivan o simplemente ignoran. Si hay que ponerle alguna pega, un final demasiado made in Hollywood y unos primeros minutos que no enganchan del todo pero no desmerecen una historia que te mantendrá en tensión y que entretiene.

Trailer oficial Al borde del abismo

Autor: Jordelgar

¿Qué puede ser mejor que disfrutar de una buena sesión de cine? Pues compartir con todos vosotros todo lo que tiene que ver con el séptimo arte, una de mis pasiones. Así que si queréis estar a la última, no os perdáis nuestro blog, ¡¡¡es un blog de película!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *