Crítica de “Wonder Wheel”, de Woody Allen. A LA VEJEZ, ESTRÓGENOS.

Vaya por delante que al grueso de los miembros de esta redacción nos resulta particularmente difícil ser objetivos –valga la paradoja cuando de críticas, esto es, opiniones, se trata- con las creaciones de Woody Allen, al calor de cuyos títulos míticos muchos nos enamoramos apasionadamente del séptimo arte, pero el cariño hacia los seres queridos de uno no debería volverle ciego ante su senectud, que no senilidad, ni evitar la constatación con casi cada estreno del último decenio de que probablemente sus años más brillantes ya hayan quedado atrás.

Inspira el título de esta crítica nuestra relativa sorpresa ante la deriva que va tomando la inspiración de Woody hacia el melodrama clásico. Aunque el director ha mostrado a menudo a lo largo de toda su carrera un cierto interés por el universo femenino más allá de la tristemente habitual concepción del bello sexo como objeto de deseo o adoración fruto de esa mera belleza, ha sido en el último lustro cuando ha dado un salto cualitativo convirtiendo en el centro de su narrativa a dos antiheroínas que bien podrían haber sido dibujadas por la pluma de Tennessee Williams. En ningún momento pretendió ocultar Allen que el personaje interpretado por Cate Blanchett en “Blue Jasmine” no era más –ni menos- que la Blanche du Bois de la magna obra de aquel “Un tranvía llamado deseo”, decepcionándonos con ello a unos cuantos que hemos resultado no ser tan incondicionales. Y ahora… parece que lo ha vuelto a hacer.

Continuar leyendo «Crítica de “Wonder Wheel”, de Woody Allen. A LA VEJEZ, ESTRÓGENOS.»

Enero existencialista en la filmoteca. Nuestra selección.

Por petición popular (…quiero decir: a solicitud de nuestros más fieles seguidores… estoooo… sí, mamá, te hemos hecho caso…), no hemos tenido el cuajo de dejaros solos ante el peligro en el mes más triste del año a los que ya os estabais acostumbrando a que fuéramos nosotros quienes separáramos el grano de la paja dentro del programa de los Cinés Doré. Sabemos que el Prozac se queda muy corto cuando la dieta post-navideña se te junta con los números rojos, unas temperaturas que deshonrarían la virilidad de cualquiera y la conciencia de que eres cada vez más viejo, sigues fumando lo mismo que hace 365 días y ese michelín que juraste erradicar un año atrás se ha reproducido y se te antoja bastante más sencillo unirte a él y convertirte en un activista de la “body positivity” que levantar una kettlebell.

Como única introducción, hemos de expresar que nos llena de orgullo y satisfacción contaros que los programadores parecen haber escuchado las plegarias y leído los “tuits” de quienes nos obstinamos en hacerles ver que, considerando que su misión es la difusión de la cultura, al igual que el amor puede aparecer donde menos te lo esperas, pero, por alguna razón, se le aparece a más gente viendo a Chris Hemsworth que a Seth Rogen, tendremos más fácil inspirarlo hacia el séptimo arte si alternamos los dramones de habitantes de Estados donde la democracia es un hermoso sueño y las comeduras de tarro “indies” de hace tres cuartos de hora con obras tan sólidas y reconocidas que a sus “haters” ni siquiera les salen “haters” por pura superioridad moral. Modo viejuno on: algo tendrá el agua cuando la bendicen.

Continuar leyendo «Enero existencialista en la filmoteca. Nuestra selección.»

Hiperglucémico diciembre en la filmoteca. Nuestra selección.

Que nadie se llame a engaño al leer el título de este post: en contra de lo esperado (esperar, de tener la expectativa), en esta gran pantalla subvencionada, no parecen haber tenido muy en cuenta que Madrid lleva decorada con luces navideñas desde hace al menos una semana –por eso de animarnos a comprar abridores de latas con abre-fácil y tangas de lentejuelas en el Black Friday- y no se han permitido entregarse con glotonería a los excesos, también emocionales, propios de la época. Desconocemos si tal compromiso con la sobriedad trae causa de un legítimo afán de promover la salud pública compensando los abundantes factores que en estos días propician un incremento de la diabetes entre la población, o del reciente nombramiento como responsable de programación de Ebenezer Scrooge.

Así las cosas, aun cuando publicaremos un post que satisfaga a quienes esperan (esperar, de anhelar –delicioso verbo-) sentirse henchidos de gozo festivo y amoroso en todas sus formas, incluidas las familiares y familieras, en estas líneas nuestro cometido será escrutar la cartelera de los cines Doré en busca de lo que siempre nos motiva: películas que den lo que prometen.

Continuar leyendo «Hiperglucémico diciembre en la filmoteca. Nuestra selección.»